3 Consejos Básicos para mantener la Piel Hidratada en verano

Tener la piel hidratada es la mayor preocupación cuando el verano esta a la vuelta de la esquina, debido a la importancia de tener un aspecto saludable.

No mantener la piel hidratada puede ser el causante de problemas como imperfecciones en la piel, poca elasticidad o envejecimiento prematuro.

Consejos Básicos para mantener la Piel Hidratada en verano

Cuando llega el verano debemos dar más importancia a mantener la piel hidratada y en correcto estado que en el resto del año. Este cambio de prioridades estacional es importante debido a factores perjudiciales propios del verano como la exposición al sol y las altas temperaturas.

Son adversidades ambientales que crean una gran disminución de líquidos en la piel, pero es muy sencillo poder mantener la piel hidrata con unos simples pasos.

Siguiendo los siguientes consejos eficaces podrás despreocuparte y mantener fácilmente la hidratación este verano.

Incorpora estos nuevos hábitos en tu rutina diaria y disfruta del verano y de las vacaciones sin que lo pague tu piel.

Aumenta la consumición de líquidos y alimentos concentrados en agua

Para mantener la hidratación de la piel, es imprescindible empezar desde el interior hacia el exterior.

Por lo tanto, si le aportamos líquidos a nuestro cuerpo, ayudamos a nuestra piel a mantenerse hidratada.     

Te recomendamos tomar abundante agua o bebidas refrescantes. Debido a la gran importancia de la consumición de líquidos se recomienda beber un vaso de agua cada dos horas para mantener la hidratación deseada.

También podemos contribuir a mantener la hidratación incluyendo a nuestras comidas alimentos con un alto nivel de agua.

Entre ellas podemos añadir frutas o verduras, proporcionan a nuestro organismo todos los líquidos y componentes imprescindibles.

Evitando los alimentos con excesiva grasa ayudara a lucir una piel con brillo y hidratada.

Además, la consumición de alimentos con Vitamina C facilita la producción de colágeno para no perder la elasticidad de la piel y evitar la temprana aparición del envejecimiento.

Limpieza frecuente de la piel

La piel tiene una exposición constante durante el día a diferentes estímulos.

Dejando imperfecciones y residuos, para combatir estas partículas incrustadas en la piel debemos realizar higienes más profundas con frecuencia.

Para conseguir una piel sana y hidratada, hemos de utilizar los productos que se ajusten a nuestra piel. Realizando este sencillo paso con frecuencia, lograremos proporcionar a nuestra piel la respiración y nutrición necesaria.

Hidratación solar

En la Clínica Vladimir Rovira disponemos de los tratamientos de limpieza profunda más avanzados del momento. Los protocolos de limpieza que utilizamos incluyen máquinas profesionales como la microdermoabrasión con punta de diamante y la succión Aquafacial con infusiones hidratantes.

Además añadiremos a estas dos tecnologías una serie de pasos enfocados a la salud facial con un acabado cosmético profesional adaptado a las necesidades de cada piel.

Antes, durante y después de la exposición al sol

El factor más perjudicial para nuestra piel en verano es tomar el sol, que causa muchos efectos negativos en la epidermis.

El consejo imprescindible es utilizar una crema solar antes, durante y después de tomar el sol de forma prolongada.

Debemos tener en cuenta que la protección previa a la exposición solar no es suficiente. Es necesario una crema con factor de protección solar FPS alto, adecuado al fototipo de cada piel.

Además tiene que ser hidratante si tomamos el sol más de 30 minutos seguidos.

Al mismo tiempo que protegemos la piel del envejecimiento precoz con un protector solar adecuado, debemos ingerir agua abundante para mantener las células dérmicas en su estado habitual de hidratación, la cual disminuye considerablemente a los pocos minutos de estar expuestos al sol del verano.

Todo ello es debido a la radiación solar, capaz de causar daño cuténeo considerable y fotoenvejecimiento. La exposición a la luz ultravioleta conlleva a menudo la aparición de arrugas y manchas en la piel.

Estos consejos básicos relacionados con las cremas de protección solar nos ayudarán a mantener la piel hidratada durante todo el verano.

Sencillo, rápido y eficaz para la salud de la piel

Con estos sencillos pasos podrás mantener la piel hidratada y protegida en verano. En todos los casos, estos consejos básicos mejorarán la hidratación de la piel, pero siempre con productos de protección adecuados a cada fototipo de piel para conseguir resultados óptimos.

Además, dependiendo de las características inherentes a cada tipo piel, se deberá aplicar cremas de mayor o menor capacidad de hidratación.

3 consejos piel hidratada

Ante la radiación solar prolongada, incluso las pieles más grasas requieren protectores solares con cierta capacidad hidratante para evitar el daño solar a corto y medio plazo.

Con la exposición al sol se debe tener en cuenta la sensibilidad de la piel y la tendencia a quemaduras, pigmentación irregular y manchas causadas por la radiación ultravioleta.

En cualquier caso, con los consejos básicos que acabamos de detallar para mantener una piel hidratada, ¡disfruta de un verano protegido, saludable y sin preocupaciones!

Deja un comentario