Láser Génesis

El Láser Génesis es una tecnología no invasiva desarrollada para revitalizar tu piel y reafirmarla.

Los desarrolladores en Láser y Estética han canalizado la energía que mayor beneficios aporta a la dermis de una forma natural, eficaz y segura. 

El genesis es una de las opciones que encontramos dentro de la plataforma laser XEO, diseñada para medicina estética por la prestigiosa casa médica Cutera, de Estados Unidos.

Tratamiento Láser Génesis

De entre todas las variantes de esta tecnología, el Génesis es la que canaliza la energía láser de una forma más suave. Y por ello es muy solicitada como tratamiento de efecto flash, que no deja marcas ni tiene contraindicaciones importantes.

El listado de beneficios que aporta es amplio:

  • Soluciona problemas de acné.
  • Suaviza las arrugas más suaves.
  • Elimina impurezas y alisa la textura.
  • Cierra el poro.
  • Soluciona la rosácea y las irritaciones vasculares.
  • Consigue un brillo radiante y mejora el tono en toda la piel del rostro.
  • Tiene un efecto flash de vitalidad que puede durar varios días

¿Qué es el Láser Génesis?

Si nos preguntamos qué es el Láser Génesis, tenemos que saber que se trata de una tecnología desarrollada para mejorar el aspecto y la textura de la piel tanto en hombres como en mujeres.

Es un tratamiento estético muy seguro y que aporta múltiples beneficios. Es recomendable para todas las edades. Desde las pieles mas jóvenes para solucionar problemas de acné, hasta las pieles más maduras para acelerar la producción de colágeno y eliminar pequeñas manchas solares.

También es muy adecuado para pieles reactivas e irritadas, ya que consigue calmar la zona vascular tratada y eliminar rojeces.

Se trata de un tratamiento compatible con todos los colores de piel que se puede hacer en todas las estaciones del año y no deja marcas ni necesita ningún tipo de recuperación.

Se puede volver a la actividad normal de inmediato. Además, se puede repetir el tratamiento de laser genesis con intervalos de tres a cuatro semanas entre tratamiento y tratamiento, que es el período en el que se desarrollan todos los beneficios para tu piel después de cada sesión.

Cómo funciona del Láser Génesis

La energía del Láser Génesis estimula la producción de colágeno a través del calentamiento de la capa de piel adecuada.

Su haz de luz es capaz de llegar donde se encuentran los fibroblastos, que son las células responsables de la producción de colágeno.

En este nivel de la dermis también es donde el laser consigue cerrar de manera efectiva poros y capilares dilatados, con el fin de reducir la irritación y las rojeces.

mejoras laser

Los pacientes tratados con láser génesis afirman obtener resultados excelentes en rostro, cuello y escote. 

Algunos médicos lo utilizan incluso en otras zonas del cuerpo para mejorar la calidad de la piel.

Por todo ello desde la primera sesión se puede llegar a notar un efecto flash tensor que puede llegar a durar varios días.

¿Qué sensación produce el tratamiento?

El Tratamiento con Láser Génesis no produce dolor, solo una ligera sensación de calentamiento que muchos pacientes describen como terapéutica y agradable.

No precisa utilizar gel ni ningún tipo de anestésico.

Solamente requiere retirar cualquier resto de maquillaje y productos hidratantes para que no interfieran entre el rayo láser y nuestra piel.

En algunos casos puede requerir rasurar la zona a tratar previamente. Una sesión suele durar entre 20 y 30 minutos según el tamaño de la superficie a tratar.

Aunque con una sola sesión ya notaremos la calidad de piel mayor, se puede repetir el tratamiento pasadas tres o cuatro semanas para conseguir unos resultados máximos y un color de piel saludable.

Video

¿Qué beneficios aporta?

El haz de energía estable que canaliza el laser genesis está diseñado al detalle para llegar a las capas dérmicas que estimulan la producción de colágeno.

Con una sola sesión conseguiremos un efecto flash tensor que puede llegar a eliminar las arrugas más finas.

Al mismo tiempo, su rayo térmico elimina las bacterias que producen el acné y cierra los capilares superficiales que producen las rojeces, ya sean por rosácea como por consecuencia del acné.

Además, desde la primera sesión se notará el poro más cerrado y la piel más revitalizada y radiante, con el tono más uniforme.

Es un tratamiento reafirmante, rápido y seguro que consigue tanto potenciar el aspecto saludable de la piel como solucionar muchos problemas estéticos.

Es apto tanto para pieles grasas, como mixtas, sensibles o secas.

Sus efectos secundarios son mínimos, en pocos casos se puede notar un leve enrojecimiento que desaparece a los pocos minutos.

De interés

Láser Fraccionado

Láser para Varices

Tratamiento HIFU

Abrir chat