Flacidez Facial

Los inductores de colágeno son productos que se inyectan en el rostro para activar la producción natural de esta proteína, responsable de la formación de las fibras colágenas.

El colágeno empieza a perderse de manera natural a partir de los 30 años.

Los inductores de colágeno actuarán en la generación de colágeno de los tipos I y III. Son los más importantes a la hora de recuperar firmeza, elasticidad y luminosidad en la piel.

Inducción de colágeno - Flacidez Facial

El tratamiento facial médico estético con inductores de colágeno está indicado para casos en los que la flacidez facial y corporal empieza a ser visible, para así poderla frenar y lograr una dermis más firme.

Nosotros recomendamos la utilización de este tipo de tratamientos en pacientes a partir de los 40 años para combatir de manera eficaz los primeros signos de flacidez a través de un tipo de tratamiento no invasivo y muy efectivo.

También están indicados en aquellas personas que hayan sufrido una pérdida importante de peso y necesiten recuperar volumen en el rostro.

Los inductores de colágeno logran resultados muy naturales para eliminar la flacidez en las zonas tratadas, que suelen ser el contorno facial, los pómulos, el cuello y las manos.

El tensado de las zonas es progresivo después del tratamiento.

Empieza a notarse al cabo de un mes y su duración oscila entre los 6 y los 18 meses, dependiendo del inductor utilizado y de cada paciente.

Inductores de Colágeno

Los inductores de colágeno que utilizamos son:

  • RADIESSE: hidroxiapatita cálcica, indicada para estimular la producción de colágeno en la capa de la piel en la que se aplica y conseguir un efecto de tensado y de pariencia más joven.
  • SCULPTRA: el ácido poliláctico es un potente estimulador de colágeno, más intenso que la hidroxiapatita cálcica.
  • ELLANSÉ: la policaprolactona es la sustancia de la que se componen los hilos quirúrgicos de sutura, o los mismos hilos tensores que aplicamos en medicina estética. En el caso que nos ocupa el producto se presenta en formato líquido inyectable, es un revolucionario procedimiento para tratar la flacidez de la cara y los signos de la edad, un verdadero lifting sin cirugía. Está indicado en aquellos casos en los que la flacidez es ya visible.

En todos los casos, el tratamiento dura unos 30 minutos y se utiliza anestésica tópica o mezclada con el producto para disminuir la molestias.

Después de la aplicación puede haber una leve inflamación en la zona inyectada que puede durar hasta 48 horas.

Otros Tratamientos Faciales

Hidratación Facial

Marcación de Mandibula

Hilos Tensores

Inductor de colágeno Radiesse

Abrir chat