Hiperhidrosis Axilar con Botox

La hiperhidrosis axilar se refiere al exceso de sudoración en la zona de las axilas que se produce de forma espontánea, no causada por la actividad física, la tensión emocional o las altas temperaturas. 

 

La sudoración excesiva es una situación que afecta a la calidad de vida de las personas que la padecen y para la cual, actualmente, existen tratamientos muy efectivos como el BOTOX aplicado en la zona axilar.

hiperhidrosis axilar - Dr. Vladimir Rovira

La infiltración de botox inhibe la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular. Ocasionando un cese transitorio de la producción de sudor en las glándulas sudoríparas.

Es un tratamiento prácticamente indoloro ya que se realiza con agujas muy finas y con anestesia local previa.

La sesión dura unos 20-40 minutos y el/la paciente puede incorporarse a su vida normal de inmediato.

El problema de la hiperhidrosis axilar estará controlado durante 3-6 meses, momento en el que el botox perderá su efectividad y será necesario repetirlo si persiste el problema.

El tratamiento con toxina botulínica para tratar la sudoración excesiva es de muy fácil aplicación.

Prácticamente carece de efectos secundarios y es altamente efectiva en pacientes con hiperhidrosis no relacionada con otras enfermedades como la diabetes o el hipertiroidismo.

La aplicación de botox para tratar la hiperhidrosis es una opción intermedia entre los tratamientos de uso tópico y la intervención quirúrgica.

Cabe especificar que muchos desodorantes pueden comportar efectos secundarios tales como la inflamación de glándulas por obstrucción de poros, mientras que el Botox en axila no conlleva ningún efecto secundario ni complicación.

Otros Tratamientos

Sonsrisa Gingival

Arrugas Entrecejo

Bruxismo

Abrir chat